Caso práctico: vendaje analgésico por posible fractura costal

Caso práctico: vendaje analgésico por posible fractura costal

Vendaje en doble pulpo para analgesia tras traumatismo directo en parrilla costal o fractura costal

 

Presentamos un caso atendido en consulta, de una paciente habitual que llama tras haber recibido un traumatismo severo la víspera a nivel de la parrilla costal.

La paciente refiere haber oído un crac al recibir el golpe, no refiere dolor agudo al toser pero presenta mucha implicación de toda la estructura.

Tras realizar trabajo manual en escucha fascial para armonizar los tejidos y acompañarles suavemente a liberar el shock y que respiren mejor, procedemos a aplicar el vendaje en doble pulpo sobre la zona con intención drenadora, analgésica.

 

Técnica aplicada

El vendaje implica la zona dolorosa tomando la zona central del golpe como referencia  para ubicar el centro del vendaje.

Tomamos dos tiras en I, realizando el corte del agujero central y varios cortes longitudinales para los brazos del pulpo.

Otra tira en I, fina, de 1cm aproximadamente constituye el cierre periférico del vendaje.

Anclamos la tira por su zona central sin tensión añadida y tras retirar el papel hacia los extremos vamos colocando las tiras de forma radial imprimiendo tensión ligera dejando 1cm en la parte final sin tensión para que ancle bien sobre la piel y mantenga la posición sin desplazarse.

Repetimos el procedimiento con la segunda tira en doble pulpo perpendicular del mismo modo con lo que solo quedará cerrar el vendaje.

El cierre del vendaje o anclaje periférico del pulpo idealmente lo haremos con una única tira y sin añadir tensión. Pero también puede ser realizado con dos o tres tiras con las que completaremos la circunferencia. En este caso pondremos atención a que cada segmento tenga un extremo por encima y otro por debajo de los extremos contiguos para dar más coherencia y de esta manera resista más el vendaje a las fricciones de la ropa.

Tras la colocación del vendaje la paciente refiere alivio y mayor firmeza en la zona, lo que es buen augurio. Indicamos la aplicación de crioterapia y otras medidas analgésicas. Le aconsejamos acudir a urgencias para descartar la existencia de fractura alguna, hecho que se confirma  al final de la mañana por vía telefónica.

Ya solo queda guardar reposo, continuar con la analgesia y dejar que la naturaleza realice su trabajo durante unos días para después volver a evaluar los siguientes pasos requeridos.

Deja un comentario